Landra Gráfica. Ilustración ultramarina
You Are Reading
Máis Alá Manuel Antonio
1

Máis Alá Manuel Antonio

landriton-post

Manuel-Antonio

La taza Máis Alá rinde homenaje a Manuel Antonio, autor de vanguardia y uno de los grandes poetas del mar. 

Nació en Rianxo en 1900, fue amigo de juventud de otro gran escritor, Rafael Dieste, con el que compartía intereses literarios y compromiso político. Su espíritu inquieto lo llevó a mantener desde muy joven correspondencia epistolar con las figuras más relevantes de la cultura gallega del momento y a estar al tanto de las últimas tendencias poéticas internacionales. Comenzó a publicar con tan sólo 17 años y no esquivaba las polémicas estéticas con editores e intelectuales de la época. Colaboró en revistas como Alfar y formó parte del consejo de redacción de Ronsel, publicaciones ambas de notable importancia.

Su pensamiento estético estuvo muy influido por la obra de Jean Epstein La poésie de aujourd´hui, un nouvel état d´intelligence, que él mismo se encargó de traducir al gallego, en aspectos como el proceso de supresión de la secuencia espacio-temporal presente en algunos de sus poemas. También se suele citar el influjo de otros poetas, como es el caso de Huidobro, pero lo cierto es que Manuel Antonio nunca se quiso adscribir a ninguna corriente vanguardista concreta y configuró un estilo muy personal, que lo convierten en una figura singular y significativa de la literatura gallega, nunca suficientemente reivindicada. Su voluntad de trascender las convenciones literarias quedó reflejado en Máis Alá, el manifiesto de vanguardia que firmó junto a su amigo, el gran ilustrador Álvaro Cebreiro, y del que tomamos el título para bautizar esta taza.

Manuel Antonio estudió náutica y fue precisamente navegando, a bordo de un paquebote, donde escribió el impactante poemario publicado en 1928, De catro a catro, título que hace alusión al período de guardia en cubierta que hacía en el navío donde estaba embarcado. En el proceso de edición de este libro participó Rafael Dieste y estuvo ilustrado por el artista Carlos Masside. Para dejar grabado en la taza escogimos un fragmento de uno de nuestros poemas favoritos de esta obra, SOS, que reproducimos a continuación:

sós

        Fomos ficando sós

o Mar o barco e mais nós.

        Roubaron-nos o Sol
        O paquebote esmaltado

que cosía con liñas de fume

áxiles cadros sin marco

       Roubaron-nos o vento
       Aquel veleiro que se evadeu

pol-a corda floxa d’ o horizonte

       Este oucéano desatracóu d'as costas
       e os ventos d' a Roseta

ourentaron-se ao esquenzo

       As nosas soedades

veñen de lonxe

como as horas d’ o reloxe

       Pero tamén sabemos a maniobra

d’ os navíos que fondean

a sotavento d’ unha singladura

       N-o cuadrante estantío d'as estrelas

ficou parada esta hora:

       O cadavre d'o Mar

fixo d’o barco un cadaleito

       Fume de pipa          Saudade
       Noite     Silenzo       Frío
       E ficamos nós sós
       Sin o Mar e sin o barco
       nós.

Con esta taza rendimos homenaje tanto a esta obra como al espíritu audaz de Manuel Antonio, que tuvo una vida breve pero fulgurante y deslumbrante como un relámpago.